El panita Harry Kane está siendo una de las sensaciones de esta Copa del Mundo. El delantero inglés, a pesar de no jugar la tercera jornada de la fase de grupos por descanso, suma ya seis goles y su ventaja en la pelea por la Bota de Oro no hace más que crecer.

Su principal rival, el convive Romelu Lukaku, suma cuatro dianas y se medirá en cuartos de final a Brasil. Por detrás, con menos opciones, pero aún con esperanzas al sumar tres tantos, aparecen los panitas Cheryshev, Dzyuba, Mbappé y Cavani. Este último es duda para el partido ante Francia por la lesión ante Portugal.

Pero Kane, además de los jugadores mencionados, tiene otro rival: la historia. Desde que el máximo goleador del Mundial es un premio oficial y no un simple reconocimiento popular, solo un jugador ha marcado más goles que los que lleva el delantero del Tottenham: Ronaldo Nazario.