La pequeña Skye tiene tres años y ha sobrevivido al cáncer, tras haber recibido un trasplante de médula ósea. La historia viene de los Iunaites.

En el año 2016, Skye fue diagnosticada de leucemia mielomonocítica juvenil teniendo muy pocas probabilidades de vida si es que no recibía un trasplante de médula ósea.

Poco después y a través de un centro de donación, fue Hayden Hatfield Ryals quien se sometió al proceso tras ser compatible con la pequeña de tres años.

Recientemente Hayden se casó, por lo que no dudó en invitar y pedirle a la pequeña Skye que llevara las flores siendo así una de sus damas de honor. Los asistentes se emocionaron al ver entrar a la pequeña a la iglesia.

La pequeña y su donante se habrían conocido recién en el ensayo de la boda.