En los festejos taurinos de la isla de Terceira, en las Azores, Portugal. El colectivo “Basta” denunció las imágenes en donde sale un padre toreando con su bebé en brazos.

El combete señala de “total irresponsabilidad” y de poner “en riesgo su vida y la de la niña en una clara violación de la legislación que protege a los niños, además de constituir un atropello a la Convención de los Derechos de la Infancia de la ONU”.

Además, añadieron un contundente mensaje: “que sirva como ejemplo para situaciones futuras en espectáculos taurinos”: “La violencia de la tauromaquia es una mancha para las Azores y para nuestro país que, tarde o temprano, tendrá que ser erradicada”.