Un joven es perseguido por delincuentes en México y lo que se le ocurrió primero es grabarse para que quede constancia. No le importó mucho desconcentrarse en la huida que emprendía.

El pana solo atina a gritar del pánico, pero mantiene un total equilibrio mientras sostiene su Smartphone a gran velocidad.

Este video retrata la realidad mexicana que es muy parecido a lo que pasa en nuestro terruño. Las calles son burda ‘e inseguras y sobre todo de noche en la que existen un montón de choros dispuestos a todo pa’ dejar en cuatro bloques a sus víctimas.