El combo venezolano sigue buscando el boleto a su primera Copa del Mundo de Fútbol y con una generación que se ve prometedora podrían lograr la hazaña en cuatro años. Uno de los principales motivos que inspiran a Venezuela es lo realizado por la “Vinotinto” en el pasado Mundial Sub 20.

Venezuela llegó a la final del Mundial para enfrentarse a Inglaterra, donde perdió. A pesar de ello, jugadores como el arquero Wuilker Fariñez, el mediocampista Yangel Herrera, comenzaron a abrir paso para seguir creciendo.

Esa misma generación podría ser el combo que llegue a Catar y combinado con algunos experimentados como Josef Martínez, Salomón Rondón y Juanpi Añor, así como las nuevas promesas entre las que podemos nombrar a Alejandro Marqués y a Enrique Peña Zauner. Venezuela puede soñar en grande.