La mamirruky Yeisa Álvarez, mejor conocida como YeiLove mostró la gran cicatriz que le quedó luego de echarse cuchillo en varias cirugías estéticas.

Sin miedo y con un traje de baño burde rico, la experta en sexo demostró que no solo se siente feliz con su nueva cuerpa sino también con sus cicatrices.

“Soy toda una muñequita remedada, he cambiado lo que me ha dado la gana por marcas que se mantienen para recordármelo. Aun asi, esto que ven (y lo que muchos no ven) me ha costado años de trabajo, por eso cada día me siento mas segura de cada paso que doy, de cada espacio que lleno, porque a pesar de no ser “perfecta” (para muchos patrones) yo me siento ARRECHISIMA!” liriqueó junto a la imagen.