Este martes en la mañana, todo un bochinche se vivió en la zona norte de la entidad después de que empleados públicos protestaran para exigir salarios dignos, mientras que al mismo tiempo en la entrada del hospital Razetti de Barcelona pacientes, médicos y enfermeras manifestaban para pedir mejoras en el sector salud.

“Nos encontramos con los compañeros del sector eléctrico, de Cantv, del sector salud, con los compañeros trabajadores de este país que tenemos salarios de hambre. Estamos exigiendo la aplicación del artículo 91 de la Constitución el cual establece un salario igual a la Cesta Básica”, desembuchó el Secretario General del Sindicato del Cemento, Luis Chaparro.

Chaparro poteó que “esta lucha es justa enmarcada en los derechos del artículo 91 de la Constitución”, ya que los empleados solo se meten menos de Bs. 10 millones al mes.

Por su parte, Juan García, representante de los trabajadores de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), soltó la lírica de que no quieren nada regala’o, sino obtener las lucas que correspondan a la chamba que hacen.

Por otro lado, en la entrada del nosocomio capitalino, panitas en camillas y batas blancas gritaban consignas para denunciar el mal estado en el que se encuentra la principal casita de enfermos en la entidad.

El doctor Oscar Navas expresó su descontento con los salarios que perciben los médicos, asegurando que no alcanza pa’ comprar nada.