Una mujer en traje de baño tomó un día de playa, sin imaginar que su mascota, un perro, lo arruinaría todo.

Cuando la bañista se disponía a tomar el sol, su canino decidió hacer un hoyo justo delante de ella y le arrojó enérgicamente arena hacia atrás.

La caraja terminó cubierta de arena de pies a cabeza, ni se inmutó y permaneció quieta mientras su mascota hacía de las suyas. El momento quedó registrado en video que luego fue compartido.