Por unas quemaduras brutales una bebé de dos meses se fue a los brazos del Chivúo.

La niña residía en Zaraza, estado Guárico. La peque estaba en la finca Santa Rosalia, en la que unos choros entraron pa’ robar la noche del sábado. Los landros no a gusto con llevarse to’ incendiaron el lugar.

Los paitos de la menorcita también terminaron achicharra’os y el papá, José Guzmán (34), se murió a media mañana este lunes. La mamá de la chiquilla, Daimelys MArtínez (22) sigue luchando pa’ no irse con la huesuda.

La bebé falleció después de su ingreso. Los pures se quemaron el 80% del cuerpo en esa beta todo loco.

 

Carlos