A pesar de que ya ficharon al chamito Andriy Lunin, el Real Madrid sigue buscando un arquero que le dé seguridad bajos los tres palos. La primera opción es el belga Thibaut Courtois, pero el combo merengue está esperando que el Chelsea encuentre un sustituto, pero si eso no sucediera, el equipo blanco tendría a Hugo Lloris como plan B, según explica The Sun.

El convive Courtois podría no costar mucho más de 30 millones de euros porque su contrato vence el próximo año, por su parte, el precio de la operación por Lloris sería bastante alto ya que aun le restan cuatro temporadas de contrato. El presi del Tottenham podría soltarlo por una cantidad cercana  a los 67,5 millones de euros.

Lloris es un portero que ha dejado su puerta a cero en 16 de los 43 partidos que ha disputado. Es el capitán del Tottenham y de Francia, por lo que tiene dotes de liderazgo suficiente para mandar bajo los palos de cualquier portería.

Agencias