Un animal que se creía extinto desde hace décadas fue visto por turistas en un parque nacional ruso.

“Un evento absolutamente increíble tuvo lugar en nuestro viaje de junio. Nos encontramos con un oso salvaje, y no un oso pardo común, sino casi un fantasma: el oso de Sailugem”, escribieron los turistas de la compañía de viajes “Kaichi Travel” tras el encuentro.

El oso Sailugem no se había visto desde mediados del siglo pasado; algunos expertos incluso sugerían que era una criatura mitológica.

El grupo se encontraba en el Parque Nacional de Sailugem, en el lado ruso de la intersección con otros tres países -Mongolia, China y Kazakstán- conocida como “Punto X”.