Lopetegui tuvo una reunión en Nueva York con los jefecitos, donde les cantó su malestar por la tajante postura del panita Kovacic. El croata se marchará cedido al Chelsea una temporada.

El profe conocía sus intenciones, pero confiaba en convencerlo cuando se uniera junto al resto de sus yuntas. El propio Kovacic comunicó el pasado 20 de julio que quería dejar el pelero. La respuesta del Real Madrid no fue la esperada por el jugador: le declararon intransferible.

El profe del combo merengue le ha dicho al club que le busque una salida. El croata le cantó que sólo se quedaría si iba a ser el de titular indiscutible. El técnico vasco no puede garantizarle eso y no quiere tener en el vestuario un ataja perros con un futbolista que no quiere volver a vestir la camiseta del Madrid.

Ante esta situación, el club ha buscado una solución intermedia: una cesión. El Chelsea, en las conversaciones por el panita  Courtois, le ha comunicado al Madrid que estaría interesado en esta fórmula y el acuerdo está cerca de ser oficial.

Agencias