Una mujer llegó al hospital con una culebra entre sus manos, con la intención de que los batas blancas pudieran identificar que clase de culebra la había mordido. El beta tuvo lugar en la provincia de Zhejiang (China). Según una lìrica que soltó el Hospital de Pujiang, la tipa estaba buscando su cuernófono, que había caído entre unos árboles, cuando la culebra le metió los colmillos. Lejos de ponerse histérica, logró capturar al animal pa’ mostrarlo a los especialistas.

Huang Shengqiang, el médico de urgencias que atendió a la mujer, dijo que la culebraera una serpiente de anillos rojos, no venenosa y que como no había hinchazón alrededor de la herida solo era necesario un tratamiento simple para la paciente.