A veces las decisiones arbitrales pueden sacar el lado más desconocido de los jugadores y hacerque pierdan el control. Eso le sucedió a Brennan Metzger, jugador de los Fargo-Moorhead RedHawks, durante la partida ante Chicago Dogs por el torneo de la Asociación Americana de Beisbol Profesional Independiente. Enfureció tanto que su insólita reacción pasó de ser violenta a ser cómica.

El partido estaba empatado a tres y en la parte baja de la séptima entrada cuando Metzger comenzó a insultar al árbitro Mike Jarboe por un fallo que no le gustó. Enfureció por completo y tuvo que ser apartado porpor el mánager Michael Schlact porque quería pegarle al juez. Su ira parecía incontrolable.

Pero lo que vino después generó las risas en las gradas. Al ser expulsado, el hombre de los RedHawks se dirigió al dugout, tomó un potede basura y lo llevó hasta el home al grito de “vete a tu casa”.