Una caraja rusa confirmó haber asesinado a su cría de 18 años con un hacha porque la chama era “demasiado argumentativa”.

Según informes, Tatiana Degirmendzhy, de 49 años, atacó a su hija Yulia mientras dormía en su chozaen la ciudad de Chaykovsky, en la región central de Perm Krai, en Rusia.

Según los informes, la pure golpeó a su hija dormida varias veces con un hacha y, en el proceso, le cortó una arteria en el cuello.

Los medios locales informan que la madre huyó de la escena, fue a una estación de ferrocarril y tomó el primer tren de Chaykovsky.

La víctima fue descubierta varias horas más tarde por su hermano mayor, Sertan Degirmendzhy, de 22 años, quien había regresado a casa después de una caminata.

El joven encontró a su hermana inmóvil en su habitación, con sangre por toda la cama y las paredes.

Según los informes, descubrió el hacha cubierta de sangre que yacía en el suelo cerca de la cama e inmediatamente llamó a los servicios de emergencia.

Los paramédicos que llegaron a la escena encontraron que el joven de 18 años había muerto por una pérdida de sangre masiva.