Un calamar gigante de 4,2 metros fue encontra’o por tres hermanos en una playa cerca de la ciudad de Wellington, Nueva Zelanda, y las fotos del hallazgo han dejado a más de uno con la boca abierta en las redes.

Los panitas midieron a la criatura con una cinta métrica, y luego notificaron del beta al Instituto Nacional de Agua e Investigación Atmosférica (NIWA, por sus siglas en inglés), de dónde recogieron al anfibio.

Un portavoz del Departamento de Conservación del NIWA afirmó que probablemente se trate de un calamar gigante, un hallazgo muy “extraño”, pero no del todo fuera de lo común.

Los hermanos aseguraron haber encontrado tiburones en el área, pero es la primera vez que ven un calamar gigante. Se desconoce por qué este gigante terminó nadando en las costas.