Uno de los eventos más loco que hacen en España es la del “toro embolado”, donde le colocan al animal dos bolas de fuego en sus astas y lo hacen correr alrededor de la arena. Sin embargo, en esta ocasión la criatura se desquitó.

El beta fue en la Comunidad Valenciana, uno de los municipios en los que todavía se celebra la pachanga. Uno de los espectadores captó el momento en el que el toro logró alcanzar y embestir a una caraja de 40 años, cuando esta intentaba tomarle una foto.

Sin embargo, no se percató del peligro que corría hasta que fue demasiado tarde y el animal la mandó a volar por los aires.

Las heridas fueron de gravedad, por lo que fue trasladada en una ambulancia a un centro médico.

Ingresó en estado crítico al Hospital Lluis Alcanyis del municipio de Xativa, donde lograron estabilizarla.