Este martes a las 8:00 pm, sendo frenteo entre un manganzón con bicha en mano y un grupete del Bloque de Búsqueda y Captura del Cicpc de Anzoátegui, se registró en la calle 19 de El Viñedo. Allí, el tarajallo no vivió para contarlo.

Según el comisario general José Castellanos, chivo del Cicpc en la enidad, el loco que ya no jode más se llamaba Rubén Enrique Urrieta (29), quien al pillar que las comisiones hacían lo suyo, comenzó a escupirles plomo, pero los pacos de trajes Dorsay no se dejaron montar la patar y lo abatieron.

Lo mandaron pa’ la emergencia del hospital Luis Razetti, pero terminó con el pasaporte sellado en la emergencia. Sus  restos quedaron en el Senamecf pa’ ser reclamados.

Contó Castellanos, que el muertete cargaba sendos antecedentes policiales por robo agravado y homicidio desde el año 2016. Por eso la ley lo buscaba.

 

Carlos