El Valencia y el Barcelona han salido con los tobos en la cabeza del sorteo de la fase de grupos de la Liga de Campeones.

Los de Marcelino se medirán en el grupo más complicado a la Juventus, United y Young Boys. El Barcelona tampoco fue afortunado con los bombos al tener que medirse con el Inter, PSV y Tottenham, aunque es el que tal del merequetengue.

Más afortunados fueron el Real Madrid y Atlético, ya que el camino parece despejado una vez conocidos los rivales. El Viktoria Plzen, la Roma y el CSKA son los tres rivales del actual campeón, el Real Madrid, en su camino hacia la cuarta Champions consecutiva.

El Atlético, que será el anfitrión de la final el próximo 1 de junio en el Metropolitano, tiene rivales sencillos en el grupo A: Dortmund, Brujas y Mónaco.