No más entre jueves al mediodía y viernes por la mañana, hubo una parranda de muertos por frenteos con la ley, solamente en la zona norte. En total fueron cinco los abatidos, de los cuales, tres cayeron contra el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), otro por pacos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y otro por los azules de Polianzoátegui.

Sobre los tres con el Cicpc, el comisario general José Castellanos, chivo de los de investigaciones en la entidad,  poteó que en uno de los tiroteos con agentes del Eje de Homicidios, serrucharon a un tipito que era ficha de «El Corquis», actualmente el grupete más sonado y candela de toda la entidad. Era Junior José León (34).

Castellanos dijo que los sabuesos hacían su investigación pa’ agarrar a los de esa banda jodedora de la zona sur de Barcelona, cuando pillan a León en la calle 5 de El Viñedo. Al darle la voz de alto, este les suelta plomo tranca’o y los de trajes Dorsay respondieron de una y sin mucho rodeo, logrando pegarle. Lo llevaron la Razetti y ahí murió. Fue las 12:30 del mediodía del jueves.

El segundo modelo caído por los niños bonitos fue un carajo de 24 años de nombre José Ángel Camacho Vallenilla, quien tenía peticiones de tribunales por robo agravado. A este le cayeron los Cicpc de la subdelegación Puerto La Cruz, cuando lo hallaron en Las Charas, zona alta del Puerto a las 5:30 am del viernes. El tipito les sacó un revólver calibre 38 a los polis y terminó abatido.

El último de los frenteos de los enflusa’os fue con la subdelegación Barcelona a las 6:00 am, cuando Carlos Eduardo Pinto (23), le lanzó cohetazos a los tombos en el sector El Eneal, zona rural de la capital Anzoátegui.

Según comentó el comisario general Castellanos, a este lo tenían pillado por un choreo, y al ser encontrado, disparó contra los de la ley que lo redujeron a plomo también. Sus parientes fueron a buscarlo las 7:00 am a la morgue del hospital Razetti. Entraron en llanto y no quisieron decirle nadita a los de la prensa.

 

Más frenteo

En el mismo tiempo, el jueves en la noche, un adolescente de 16 años cayó frío por la PNB, cuando se prendió un tiroteo en la calle 10 del sector La Victoria del caserío El Viñedo, Barcelona.

Los funcionarios patrullaban en esa zona cuando el carajito pensó que era buena idea caerles a cohetazos con una escopeta calibre 12 y estos no le pasaron esa. Lo llevaron al Razetti tras ser herido y murió al ingresar.

Y en  Campo Alegre, barrio Cruz Verde, Edinson José Cumana (26), se fue a los plomazos contra agentes de Polianzoátegui. Tenía una escopeta calibre 12 con la que intentó malandrear a los azules. Esto ocurrió la noche del jueves pasado en la calle 17 de diciembre en esa barriada.

Cumana cargaba registros policiales y era comerciante.

 

Carlos