El sueño de la doñita Juana Villafran, de 70 años, fue más pesado de lo pensado, pues se le vino una de las paredes de su casita encima y murió tapiada. Este beta todo loco fue el viernes a las 2:00 am en la calle La Playa, sector La Bomba, Guanta.

Un pariente poteó que la señora vivía con su hija de 46 años y la vivienda solo tenía las cuatro paredes, sin techo, pues son pobres y sin ayuda de nadie no pudieron terminar de echar la casa.

El muro quedó flojo luego de los temblores registrados la semana pasada y por eso se cayó. La señora se llevó el paredón entre pecho y abdomen. Rescatistas de Protección Civil la sacaron de ahí y la llevaron al hospital de Guaraguao, donde murió a las 4:00 am.

 

Carlos