Un panita llamado Víctor Hugo García (44)  dejó este mundo cuando lo arrollaron cerquita de la pasarela de Boyacá en Barcelona. Esto fue a las 11:00 pm del jueves.

García vivía en las residencias Aguamarina, en Lechería, municipio sifri del estado. Sufrió lesiones severas en el cráneo y golpes por toda la carrocería humana según el parte médico.

Aunque fue llevado al Razetti, murió allí. El chofer se piró tras llevárselo por el medio.

Y con un beta parecido, un chamito de 16 años terminó muriéndose el jueves por la noche, tras pasar 14 días metido en el Razetti. Una nave que se fugó se lo llevó por el medio en la autopista José Antonio Anzoátegui, cerquita de El Viñedo.

 

Carlos