Un hombre llama’o Eric Yeiner Hincapié Ramírez (22) que es tatuador nacido en Cartago, Colombia, decidió quitarse parte de su nariz y otras parte de la cabeza pa’ ser parecido a las calaveras.

«Kalaca» se quitó la mitad de la nariz y los lóbulos de las orejas, inspirado por las «catrinas»‘, que en la cultura mexicana son nada más y nada menos que las calaveras.

El tatuador habría da’o a conocer que le gustan las calaveras desde que era un niño; pero, decidió «convertirse» en una de ellas el día que murió su mamá.

Por su apariencia, muchos lo consideran peligroso, a lo que él ha dicho: «Soy una persona normal que tiene un aspecto diferente a los demás. Una forma de pensar, de vestir, un estilo de música diferente; así como estoy me siento bien».

El llaver también se ha tatua’o los ojos y dividió su lengua en dos, como si fuera una serpiente.