Los chivos de la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 desembucharon hoy que la antorcha olímpica se prenderá el 12 de marzo de ese año, un día después del noveno aniversario del terremoto y tsunami que devastaron el nordeste de Japón.

Aunque en un primer momento el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, indicó en una entrevista con la agencia de noticias japonesa Kyodo que el encendido de la llama en Olimpia (Grecia) sería el mismo día de la efeméride, el evento tendrá lugar finalmente un día después.

Tras el encendido en el templo de Hera, el relevo de la llama en Grecia se prolongará hasta el 19 de marzo, cuando tendrá lugar una ceremonia en Atenas antes de partir a Japón, donde llegará un día después, detallaron en la comparecencia, a la que también asistió el presi del comité organizador de Tokio 2020, Yoshiro Mori.

La llama olímpica aterrizará el 20 de marzo en la localidad de Matsushima, en la prefectura de Miyagi (nordeste), una de las más castigadas por el desastre, que dejó más de 18.000 fallecidos y desaparecidos, donde permanecerá expuesta hasta el día 21.

Desde allí se trasladará a la vecina Iwate, donde podrá contemplarse entre el 22 al 23 de marzo, y finalmente a Fukushima, donde permanecerá entre el 24 y 25 de marzo antes de que comience allí el relevo por todo el archipiélago, según el esquema facilitado por la organización.

El recorrido cubrirá las 47 prefecturas del país asiático y se prolongará durante 121 días antes del encendido del pebetero.