Una joven de 16 años de escasos recursos estiró la pata y su family pidió ayuda a los chivos pa’ poder enterrarla, pero les dieron un ataúd usa’o y trasladaron el cuerpo en un camión de basura.

El beta que ha causado indignación ocurrió en la provincia de Entre Ríos, en Argentina.

Tras ello, Naco Albornoz, quien es director de Desarrollo Social del municipio de Rosario del Tala, se echó una paseadita hasta el jacal de la muertita donde habría sido enfrentado por los vecinos de la zona.

En el merequetengue, el carajo habría agredido a un chamaco.