La expectativa de vida ha aumentado en Europa a pesar de ser la región del mundo con uno de los mayores consumos de alcohol y tabaco, soltó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS) al presentar en Londres su último estudio sobre la región europea.

Según el informe europeo de salud, que se publica cada tres años, los europeos han incrementa’o su expectativa de vida un promedio de un año en los últimos cinco, hasta 77,9 años, y han reducido también la mortalidad prematura, si bien “persisten los riesgos y las diferencias entre países”.

“Es aún muy alta”, de 11,5 años, la diferencia entre los países con la mayor expectativa de vida -Luxemburgo, 83,1 años- y la menor -Moldavia, con 71,65-, dijo en una rueda de prensa Claudia Stein, directora de la División de información, datos, investigación e innovación de la Oficina regional de la OMS para Europa.

Con una longevidad de 82,97 años, España sigue estando entre los países de vida larga, en base a datos de 2015.

Los principales peligros para la salud de los europeos son el tabaquismo, el consumo de alcohol, la obesidad y el sobrepeso, así como la insuficiente vacunación infantil en algunos países, que por primera vez en años ha causado muertes por enfermedades como la rubeola o el sarampión.