Una tramoya que siempre deja mucha tela que cortar es la de los expechugos Jonathan Montenegro y Patricia Schwarzgruber quienes tienen un solo tira y encoje con relación a la chamita que dejó esa relación, la pequeña Sophia.

Resulta que una vez más el criollo utilizó sus redes sociales pa’ soltarle sapos y culebras a su antiguo amor ya que la mami estuvo por los Iunaites y no dejó que el hombrecito viera a la niña.

El carajo no se contuvo nada y le reclamó que ella no permita que la hija de ambos se relacione con él y pueda recibir el cariño que él le ofrece.

Por su parte, la actriz venezolana se hace la de la vista gorda e ignora cualquier petición por parte de Montenegro. En varias oportunidades la mujer en cuestión se ha reído de lo que el intérprete publica sobre este caso.