La NASA lanzó una curiosa oferta: regalará un millón de los verdes a quien presente el mejor proyecto pa’ convertir el dióxido de carbono (compuesto que hay en abundancia en Marte) en glucosa.

La idea de los convives es que es con la energía de la glucosa se pueda emplear pa’ biorreactores basados en microbios, según señala el sitio FayerWayer.

Esta energía basada en glucosa permitiría a los habitantes de Marte manufacturar productos para su subsistencia. “Si podemos transformar un recurso existente y abundante como el dióxido de carbono en una variedad de productos útiles, las aplicaciones espaciales y terrestres son infinitas”, dijo Monsi Román, gerente del programa.