Los tombos del Instituto Autónomo de la Policía municipal de Guanta (Poliguanta), agarraron a tres carajos que estaban pedidos por varios delitos. El pote lo ofreció el supervisor jefe Eleazar Yumare, chivo de los polis guanteños.

Yumare soltó que el primero de los solicitados fue pillado por la Avenida Principal, sector Los Cocalitos. Los uniformados vieron a un carajo que se puso todo raro y entonces se le llegaron para ver qué se traía. Cuando le revisan en el sistema Siipol, salió buscado por el Juzgado de Control 2° de Barcelona, por el delito de homicidio intencional calificado por motivos fútiles en grado de frustración. El carajo en cuestión es Joel José Rizalez Veliz, de 37 años de edad.

El segundo modelito fue fichado como Simón Antonio Fonten Milano (30), quien sale buscado por Juzgado primero de Control de Barcelona, por posesión y venta de drogas desde el año 2010. Este cayó preso en la Avenida La Playa, sector Casco Central.

El último que agarraron fue Luis Carlos Febres Vargas, a quien el Cicpc pedía desde el 2014 por choreo de nave. 

Ahora, el Ministerio Público se encarga de estos llavelines.

 

Carlos