La periodista británica Kirstie Allsopp poteó recientemente en Channel 5 que agarró una sola calentura con sus hijos porque estos se la pasaban jugando burda al Fortnite y entonces solucionó reventarles los iPad pa’ que dejaran la fiebre.

Allsopp desembuchó que pegó los dispositivos contra la mesa porque los carajitos rompieron la regla de no ponerse a jugar tanto tiempo juegos violentos. Este beta fue en junio.

“Está este juego… llamado Fortnite, y decidí establecer una serie de normas. Y esas reglas se rompieron”, continúa. “Y, al final, dije: ‘Está bien, esto es todo’. Tuve que hacerlo físicamente”, dijo, añadiendo que no fue tan brutal al momento de reventar las tablas de Apple.

El betulio no generó buenos comentarios a la periodista. En Twitter le echaron en cara que esa vaina es bien cara pa’ romperla así y que donarlas era mejor.