¿Pizza gratis durante toda tu vida? Parece tentador… lo único que Domino’s pedía a cambio era tatuarse su logo en una parte que se viera. Pero jamás se imaginaron que muchos convives sí lo harían.

Como parte de una estrategia publicitaria y sin conocer realmente a sus panitas, Domino’s lanzó un reto nada fácil: tatuarse el logo a cambio de pizza gratis de por vida.

Lo primero que debían hacer era tatuarse el logotipo un lugar prominente donde tatuarse. Luego, debían compartir sus fotos en las redes sociales con un hashtag especial. En seguida Domino’s revisaría el tatuaje y recibirían un certificado de pizza gratis, no más de 100 pizzas por año, durante 100 años.

Domino’s subestimó a sus consumidores, pues jamás se imaginó que cientos de rusos participarían en este reto. Inicialmente la promoción duraría dos meses. Pero al ver que en los primeros 5 días más de 300 personas habían respondido, Domino’s decidió cancelar la promoción abruptamente.