Un instólito beta se presentó en Barranquilla, Colombia, cuando una mujer y su comemuslo se disponían a pasar la tarde en un motel. Para llegar a su destino, los tortolitos pidieron  un servicio de Uber y el chofer resultó ser el marí’o de la mujer.

La tipa, identificada como Yeimy, y su amante de nombre Jesús Barrios sostenían una relación hace más de un año. Hace dos días, ambos se encontraron en un lugar acordado y pa’ ir a un motel solicitaron un servicio de Uber. Verificaron a través de la plataforma que no conocieran al conductor, de nombre Leonardo, y procedieron a abordar el vehículo.

Sin embargo, ese día, Leonardo le había prestado el vehículo al esposo de Yeimy para que lo trabajara en Uber lo cual ella desconocía. Una vez adentro de la nave, la mujer y su esposo se reconocieron y quedaron atónitos.

Lo que ocurrió después es confuso. Según algunas versiones, la pareja de amantes habría escapado de la situación, pero otras señalan que Yeimy y su esposo habrían iniciado un escándalo en plena calle.