El chivo de la Mancomunidad de Tránsito y Transporte Urbano (MTTU), Manuel Tocuyo, poteó que han venido metiéndole la lupa a las perreras, pa’ ver cuáles cuentan con las medidas de seguridad necesarias para el transporte de pasajeros, mientras que las que no cuenten ni con la más mínima garantía de seguridad serán sacadas de circulación.

De igual forma, soltó que en conjunto a los azules de Polianzoátegui, han venido chambeando con todo para evitar que los choferes abusen cobrando con sobreprecio.

“Los transportistas esperan a que las paradas estén full para empezar a cargar”, dijo.

Por su parte, el mandamás de la línea Upaca, Nicodemus Zambrano, se puso la peluca y expresó que “mientras a los transportistas los controlan, las perreras y camiones cobran los que le da la gana”.

Asimismo, destacó que de unas nueve mil unidades que deberían de estar rodando por la pista, solo 800 están activas.

“De 126 carros que hay en Upaca, solo de quedan de cinco a diez prestando servicio en malas condiciones”, expresó.

 

Homero