Los centros comerciales en China inventaron un beta loco pa’ atraer a las jevitas. Muchos ofrecen atractivos “novios de compras” que se pueden alquilar por horas, a precios realmente accesibles.

Lo que comenzó como una original promoción se ha convertido en una estrategia para llamar la atención de las compradoras. Caminando a través de galerías de los centros comerciales de ciudades chinas como Hebei o Foshan, es habitual ver hombres jóvenes y apuestos en marcos gigantes con forma de caja de muñecas, decorados con corazones. Se les llama “novios de compras” y pueden ser alquilados por hora por gente que necesita compañía. Las tarifas comienzan a partir de 1 yuan (USD 0.15) por hora, hasta 2 yuanes (USD 0.30) en algunos lugares.

Los “novios de compras” no solo acompañan a las mujeres que los alquilan en sus compras, sino que también pueden brindar consejos, llevar bolsas, charlar, tomarse una foto con el cliente, e incluso unirse a ellos para tomar una copa o comer algo en los patios de comida de los centros comerciales. Sin embargo, sus contratos prohíben específicamente el contacto físico, por lo que cualquier persona que desee más de lo que se ofrecen, quedará decepcionada.