En una vaina loca, un milico que es sargento segundo de la Aviación, y que cuidaba la subestación eléctrica de Cruz Verde, Barcelona, acabó con un plomazo en un hombro.

La vaina es que el lunes a mediodía, un tarajallo los francotiroteó desde el monte y los guardias no lo encontraron. Jonny Gamardo fue el verde que salió herido en el beta.

La situación se controló cuando pacos de Polianzoátegui llegaron al sitio. El tirador escapó.

 

Carlos