Una jeva llamada Raquel Granadillo (25), se murió la mañana de este martes, porque ocho días atrás se encaramó en una perrera, se cayó y la misma le pasó por encima en un accidente.

El 15 de octubre, Granadillo se fue con su bebita de 2 meses de nacida desde San Pedrito hasta Santa Fe y tuvo que agarrar perrera. El camastrón ese pasó por una subida y la mujer se cayó, y justico en ese momentazo, la nave tuvo una falla y terminó echando pa’ atrás, arrollando a la que se esmamonó.

Entonces, Luis Eduardo Cedeño, chofer de esa nave, se prestó pa’ llevarla al hospital de Guaraguao, y luego al Razetti, donde quedó desde ese día hasta el martes que se murió. Después, el tipo desapareció.

La bebé salió ilesa por lo que contaron parientes.

 

Carlos