Klay Thompson rompió el récord de su compañero Stephen Curry de más triples anotados en un partido de la NBA con 14, y finalizó con 51 puntos para guiar el lunes a los Warriors de Golden State a una victoria por 149-124 sobre los Bulls de Chicago.

Thompson impuso la marca cuando atinó un triple con menos de cinco minutos por jugar en el tercer cuarto. Fue rodeado por sus compañeros mientras se dirigían a la banca durante una pausa y con los Warriors ganando por 113-69.

Curry metió 13 triples en un triunfo sobre Nueva Orleáns el 7 de noviembre de 2016. Thompson solo jugó 27 minutos y estuvo en la banca durante todo el último cuarto.

Thompson había estado en un bache con su tiro al inicio de la temporada, al encestar apenas cinco de 36 disparos detrás del arco en los primeros siete encuentros de los Warriors. Acertó 14 de 24 contra los Bulls.