A poco de la celebración de Halloween, una mujer decidió complementar su disfraz con unos colmillos que terminaron convirtiéndose en su propia pesadilla pues la llevaron a emergencias. El hecho ocurrió en el Condado de Mobile, en los Estados Unidos.

Anna Tew se disfrazó de zombie y por ello se compró unos colmillos postizos para que su apariencia fuera más terrorífica, poco después empezó a sentir incomodidad por lo que decidió quitárselos.

Por más intentos que hacía, no logró despegarlos, la mujer había utilizado el pegamento que venía con los dientes postizos y este no era temporal.

Tras esto, tuvo que ir hasta emergencias de un centro odontológico: “Él hablaba de perforar. Tenían una sierra, hablaban de quitarlos en secciones y que no podían poner anestesia porque existía el riesgo de que realmente me sacaran los dientes. Finalmente, luego de tirar -y mientras yo gritaba como una bebé, lograron sacarlos”, sostuvo la mujer para el medio WKRG.

Después de algunos intentos, el dentista logró retirar los colmillos del terror.