Hattie, de 82 años, lo soltó todito sobre su vida sexual con su pechugoJohn, de 39 años. Después de un matrimonio fallido a la edad de 48 años, la divorciada prometió únicamente asaltar puras cunas.

Se mantiene en forma levantando una pelota medicinal de 6 kilos y rodándola sobre su estómago, luego golpeándola en su pecho.

“Mi balón medicinal ha sido mi compañero más cercano durante 35 años”, dijo Hattie en un programa de televisión británico que une a mujeres muy mayores con hombres menores (para esas mujeres).

“Prepara mi cuerpo para el impacto, es genial para el sexo porque significa que tu cuerpo puede tomar mucho de lo que sea”.

Hattie y John se conocieron en las redes sociales antes de comenzar un romance a larga distancia.

“Estuvimos conectados en las redes sociales durante un año y no nos habíamos conocido, pero me encantó esta mujer que había visto. La llamé y hablamos durante una hora más o menos y discutimos de qué se trataba”, dijo John.