Cuatro peloteros criollos coronaron el Bate de Plata, premio que se les otorga a los bateadores más calidosos de cada posición del campo en la Liga Nacional y Americana.

Los cuatro toleteros que obtuvieron el galardón son Salvador Pérez, cátcher de Kansas City; José Altuve, segunda base de Houston; David Peralta, jardinero de Arizona, y el pitcher de Colorado, Germán Márquez.

Altuve obtuvo el quinto Bate de Plata en su colección, mientras que el receptor Pérez lo recibió por segunda vez. Por primera vez en la historia, un pelotero se llevó dos Bates de Plata el mismo año.

J.D. Martínez consiguió el trofeo como bateador designado y jardinero de los Medias Rojas de Boston. Un total de 10 toleteros latinoamericanos ganaron el premio.