El criollo Ronald Acuña Jr. conquistó el premio al Novato del Año de la Liga Nacional al imponerse en las votaciones a  Juan Soto (jardinero de los Nacionales de Washington) y Walker Buehler (lanzador de los Dodgers de Los Ángeles). El jardinero es el primer venezolano que consigue la distinción en el viejo circuito, uniéndose a Luis Aparicio (1956) y Ozzie Guillén (1985), que ya lo habían conseguido en la Americana.

El novicio de los Bravos de Atlanta, que debutó el 25 de abril, cumplió con todos los pronósticos y puso broche de oro a una gran temporada, en la que se robó las miradas de peloteros, técnicos, directivos y aficionados de todo el beisbol.
Hoy todos entienden porque ese panita, de 20 años -que ya hace par de temporadas atrás era anunciado como un pelotero de cinco herramientas- lideró la lista de prospectos de Baseball America en lugar del lanzador y bateador japonés Shohei Ohtani.
Desde entonces se esperaba que fuese un grande y las expectativas crecieron aún más después de que en los entrenamientos primaverales dejó promedio de .432 con cuatro jonrones y 11 impulsadas, además de presumir una defensa limpia y una velocidad en las bases que impresionaba incluso a experimentados grandeligas.