Una de las desventajas de tener en tu plantilla a jugadores de todo el mundo es que eventualmente se enfrentarán a nivel selecciones, lo cual puede provocar fricciones susceptibles de trasladarse al vestuario del club.

Justo algo así es lo que le ocurrió al PSG el viernes, cuando Neymar y Edinson Cavani se vieron las caras en el Emirates de Londres, en un duelo amistoso entre Brasil y Uruguay, que terminó en victoria para los amazónicos.

En algún momento del cotejo, el ‘Matador’ presionó al ’10’ de la Canarinha y le cometió una falta que le valió la tarjeta amarilla. Tras reclamarle al silbante, el delantero charrúa quiso ayudar a su compañero de equipo a levantarse, pero ‘Ney’ le soltó la mano en un claro gesto de molestia, generando todo tipo de especulaciones en torno a su ya gastada relación.

Al respecto, Kylian Mbappé, quien comparte vestidor con ambos en el París Saint-Germain, fue cuestionado en rueda de prensa previo al enfrentamiento que sostendrá Francia frente a Uruguay, sorprendiendo a todos los presentes con su respuesta.