Brasil tuvo que bajarse duro de la mula por su victoria ante Camerún (1-0); la lesión de Neymar, por un problema en la ingle, ensombreció el triunfo de la canarinha con un gol de Richarlison.

El astro brasileño sufrió un percance a los cinco minutos de partido. Un dolor en la ingle le cambió el gesto. Se acercó a la banda a que le atendieran y volvió a saltar al terreno de juego.

Recogió un balón en tres cuartos y se probó con un disparo muy desviado desde la frontal. No pudo más. Neymar se lanzó al suelo y el árbitro rápidamente pidió la entrada de la asistencia.

El público de Milton Keynes, localidad cercana a Londres se iba a quedar sin la mayor atracción del partido. Tité miró a su banquillo y ordenó a Richarlison, prometedor extremo del Everton que entrase en su lugar.