La patota nacional de baloncesto continúa su proceso de preparación en las instalaciones del Gimnasio José Joaquín «Papá» Carrillo de cara al encuentro del próximo viernes 30 de noviembre ante el combete de Canadá.

Los panitas acumulan hasta la fecha siete días de intensos entrenamientos desde la llegada al país del estratega argentino Fernando Duró, el pasado viernes 16 de noviembre.

«El equipo poco a poco ha ido engranando luego de un comienzo de entrenamiento fuerte», desembuchó el base Gregory Vargas. «Nos sentimos animados y con muchas ganas de jugar. Sabemos la importancia del encuentro que tenemos ante Canadá, está en juego poner un pie en China, tanto para nosotros como para ellos. Cada día nos exigimos más para llegar al partido en las mejores condiciones físicas posibles», poteó.

Recientemente se incorporó al equipo Miguel Ruiz, proveniente de Uruguay, donde es líder en rebotes (9.2) de su equipo; el base armador David Cubillán llegó desde la ciudad de Miami, acompañará al grupo en cada uno de los entrenamientos, pero no puede ver acción hasta febrero, sigue recuperándose de una limpieza quirúrgica en el tendón de la rodilla izquierda.