Un robo terminó con muerte, porque unos choros mataron un colector de autobús la madrugadita del jueves por lo lares de Clarines.

El muerto se llamaba Armando Enrique González Salazar (20), quien era el colector del bus de expresos Divino Niño que va de Caracas hasta Oriente. Habían salido de Sucre. Unos choros lanzaron un miguelito a la vía y el camastrón cayó. Cuando el pana se baja a reparar la goma dañada, salen los malandros pa’ robar a los presentes y en esa le dispararon en la clavícula a González, quien murió en el sitio. El panita había forcejeado contra ellos.

Tras el choreo, los tipos se largaron. El chofer de la nave asaltada, quien es el papá del colector, se amotinó por el asesinato y con el mismo autobús, trancó la vía como protesta. Otros choferes hicieron lo mismo.

 

Carlos