El mandamás del Gobierno español, Pedro Sánchez ha dado el visto bueno a que la final de la Copa Libertadores, entre el River Plate y el Boca Juniors, se juegue en el estadio Santiago Bernabéu el próximo domingo 9 de diciembre. Además se está evaluando el dispositivo de seguridad necesario.

Poteó la disposición del país para celebrar este evento deportivo, luego de que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) haya cbeteadooficialmente a la Delegación del Gobierno en Madrid que quiere que se celebre en el estadio Santiago Bernabéu.

Actualmente, Sánchez se encuentra en Argentina pa’ asistir a la reunión del G-20.

Luego de una reunión celebrada esta tarde en la sede de la delegación del Gobierno en Madrid con responsables de las fuerzas de seguridad, representantes del Real Madrid, propietario del estadio y miembros de la FIFA y de la Conmebol, se formalizó la propuesta.