Un chino quedó todo esfarata’o después de sufrir un atropello mientras huía de su propia boda, en la que sus panitas le desnudaron y le golpearon, beteó el diario South China Morning Post.

El novio de 24 años, Ai Guangtao, escapó hacia una autopista cercana después de sufrir múltiples vejaciones a manos de sus amigos, en una especie de “novatada” durante la boda que es tradicional en China.

Según el diario hongkonés, durante el evento, que tuvo lugar en la casa de su mujer, los amigos de Ai le lanzaron huevos, echaron cerveza y tinta sobre él, le ataron a un poste eléctrico y le golpearon con una caña de bambú.

El joven, cubierto de tinta y ataviado solamente con su ropa interior, huyó a través de la autopista para acortar el camino de vuelta hacia su casa, momento en el cual sufrió el accidente, indicó su familia.