La selfie era una de las más anticipadas del certamen, luego de la opinión de Valeria Morales, Miss Colombia,  sobre la participación de la trans Ángela Ponce en el concurso.

Antes de ser coronada en el país, Valeria Morales aseguró que no estaba de acuerdo con que Miss Universo permitiera la participación de una mujer trans, lírica que, incluso, fue calificada como un ataque por El País de España.

Esta semana se especuló que las dos candidatas compartirían cuarto durante la competencia, pero la misma Miss España lo desmintió al mostrar a su ‘roommate’ a través de historias de Instagram.

“Spain & Me”, escribió la colombiana al lado de la imagen en la que aparecen las dos participantes de la competencia que elegirá a su ganadora el próximo 16 de diciembre.