Un tesoro de monedas de oro probablemente enterrado hace 900 años pa’ protegerlo de la conquista de la ciudad por los Cruzados y nunca recuperado por su dueño, fue descubierto en el antiguo puerto de Cesarea en el norte de Israel.

Durante excavaciones arqueológicas se descubrió hace unos días un pequeño recipiente de bronce con 24 monedas de oro y unos aretes, colocado entre dos piedras junto a un pozo de una antigua casa, poteó la Autoridad arqueológica israelí y varias organizaciones involucradas en el descubrimiento.

Las monedas, presentadas este lunes a los chismosos de la prensa y que datan de fines del siglo XI “posibilitan relacionar el tesoro con la conquista de la ciudad por los Cruzados en 1101, uno de los episodios más dramáticos de la historia medieval de la ciudad”, betean en un comunicado los mandamases de la excavación, Peter Gendelman y Mohammed Hatar.

“Alguien escondió su fortuna esperando recuperarla más tarde, pero nunca pudo”, precisaron.