Un tipo en el este de China tenía una larga barra atravesada en sus tripas el día de Año Nuevo, después de insertarla en su parte posterior para “buscar emoción”, según los medios chinos.

El objeto, que se reportó como una “vara de vidrio”, inicialmente se atascó donde no le pega ni un rayo de sol al hombre y gradualmente se movió hacia su intestino grueso, betearon los batas blancas de un hospital en Hangzhou.

Se describió que la vara tenía alrededor de 25 centímetros (9.8 pulgadas) de largo con un diámetro de alrededor de cinco centímetros (dos pulgadas).

“Cuando llegó al hospital por primera vez, tenía prisa y parecía agonizante”, dijo Bao Xiangdong, un cirujano colorrectal del hospital de Zhejiang Tongde, a Hangzhou Comprehensive Channel.